domingo, 4 de noviembre de 2012

Mamá es un disco rayado, su voz repitiendo una y otra vez 'Sos una mierda'. No puedo frenarla ella comienza y no existe quien la frene. Me calla cuando quiero gritar, me dice cuando tengo que decir perdón y que cosas tengo que hacer para que ella esté satisfecha. La realidad es que cosa que haga, siempre está mal. Pelea conmigo por plata y luego me dice que esta es la familia que me quedará, el apoyo que tendré cuando las cosas vayan mal. Y la verdad es que si es esta la supuesta familia unida de la que me habla, no la quiero en un futuro. No quiero un negocio que aparenta ser relación. Me hace tanto mal mamá, escucharte decirme que no has hecho nada bien conmigo, que soy todo lo que no querías que fuese, que estoy gorda y fea, porque cuando estamos mal engordamos y que por eso estoy como estoy. Yo voy en contra de la corriente y ella tira del lado contrario para no complacerme. Disfruta diciéndome que me quedaré sola en la vida y que no soy lo suficientemente buena hija para ella, se deleita diciendo que nunca padecí ningún sufrimiento que nunca enfermé que siempre tuve lo que quise.Ella no sabe lo que sufro, las ganas que tengo de  morirme, las ganas que tengo de que eso hubiese pasado cuando lo planee. Siempre quise ser feliz y veras mamá, si hay algo que no soy, es feliz.